(Fuente: El Sol de Puebla) Dos muertos y dos heridos, todos de bala, fue el saldo que dejó el presunto robo de medio millón de pesos a las víctimas, quienes viajaban en un automóvil para realizar la compra de una grúa, pero al parecer alguien les tendió una trampa para poder asaltarlos y fueron emboscados justo a la entrada de la unidad habitacional Agua Santa, al sur de la ciudad, frente al módulo de la Policía Municipal y de una cámara de videovigilancia del Centro de Emergencia y Respuesta Inmediata (CERI), ayer por la tarde.

Al filo de las 15 horas se reportó a los números de emergencia que había una balacera en esa zona, a la altura de la 11 Sur y la 117 Poniente, y había víctimas. Al lugar se movilizaron paramédicos de SUMA, Cruz Roja y del grupo Relámpagos de Protección Civil Municipal, además de las policías Municipal, Estatal y Ministerial.

Al llegar al sitio, frente al edificio 904-G, encontraron sin vida a dos hombres, uno cerca de un automóvil Volkswagen tipo Jetta, blanco, con placas 852-ZTU del Estado de México; y otro junto a un Chevrolet tipo Chevy, también blanco, estacionado.

Junto al módulo policíaco estaban otros dos varones heridos, quienes se identificaron como Antonio Juárez Sánchez, de 33 años de edad, y Raymundo Xochipa Hernández, de 28 años de edad, uno de ellos con un disparo en un brazo y ambos fuertemente golpeados.

Los cuatros viajaban en el Jetta mencionado, según manifestaron los heridos, abundando que de pronto, una camioneta blanca, entre Patriot o Suburban, les dio un cerrón, y de ella bajaron al menos tres sicarios con armas de fuego y les dispararon sin contemplación, e inmediatamente los agresores se dieron a la fuga con rumbo desconocido.

Al llegar los cuerpos policíacos y de auxilio, los paramédicos auxiliaron a los heridos y los trasladaron al hospital de Traumatología y Ortopedia, en tanto se acordonó la zona y fue montado un amplio dispositivo policíaco para tratar de ubicar y detener a los responsables, situación que hasta el cierre de esta edición no ocurrió.

Las personas que perdieron la vida fueron identificadas como Oswaldo Candía y Alberto N., de entre 30 y 40 años de edad.

MÓVIL SERÍA EL ROBO

Fuentes ministeriales cercanas a este medio revelaron que el móvil de este doble asesinato habría sido el robo de 500 mil pesos, que llevaban las víctimas para la compra de una grúa.

Y es que, agrega la fuente, los cuatro ocupantes del Jetta, trabajadores de Grúas San Diego, establecidos en San Diego Metepec, Tlaxcala, vinieron a esta ciudad porque acordaron verse con un supuesto vendedor de una grúa, específicamente en el estacionamiento de Walmart de Agua Santa -sobre el Periférico y a respaldo de esa unidad habitacional.

Sin embargo el supuesto vendedor no llegó y por ello, los gruyeros decidieron retirarse por el lado de Agua Santa, es así como calles adelante los interceptan, asaltan y dejan el saldo conocido.

LA FGE YA INVESTIGA EL CASO

Al lugar de los hechos acudió el agente del Ministerio Público investigador de Homicidios, para encabezar las diligencias del levantamiento de cadáver; además de que inspeccionó el lugar el propio titular de la Agencia Estatal de Investigaciones, Juan Luis Galán Ruiz.

Por la noche, la Fiscalía General del Estado (FGE) emitió un comunicado de prensa en el que informó que investiga los hechos ocurridos en Agua Santa, con el saldo de 2 muertos y 2 heridos.

“La tarde del sábado 9 de abril del año en curso, se hizo del conocimiento del Ministerio Público de la privación de la vida de dos personas del sexo masculino y de la atención médica a dos hombres más derivado de lesiones que presentan ante el mismo hecho. La investigación sigue su curso conjuntando las diligencias que se requieren”, puntualiza el reporte.

Comentar esta nota