Oficialmente fueron 50 personas detenidas por los saqueos y actos vandálicos que asolaron la ciudad de Puebla la tarde y noche de este jueves. La versión oficial reconoce que fueron 12 los establecimientos objeto de saqueo la Angelópolis. Extra oficialmente podrían ser más las tiendas afectados por estos hechos que surgieron como una supuesta manifestación en contra del alza al precio de la gasolina.
Estos hechos que derivaron en diversos enfrentamientos entre los saqueadores y la policía, causaron psicosis en la población y los representantes de las tiendas departamentales de todo el estado, quienes ordenaron el cierre de los establecimientos, pese a ello algunos no lograron evitar ser víctimas de los delincuentes.
El caos comenzó a gestarse desde unos días antes, con un mensaje difundido vía Whats App y otras redes sociales, donde se hacía el llamado a manifestarse y sacar establecimientos comerciales, sobretodos los de que tienen una procedencia de inversión extranjera. Estos mensajes hicieron que los locales tomaran precauciones y no abrieran sus puertas al cien por ciento e incluso que colocaran cajas a manera de barricadas en algunos de sus accesos.
La violencia comenzó cuando no más de 80 personas, en su mayoría jóvenes estaban afuera de la plaza comercial ubicada en la 11 Sur y avenida Las Torres, algunos contaron hasta tres y comenzaron a correr, rompieron una puerta de cristal, y amenazaron al personal, después tomaron electrónicos y juguetes. Varios videos ciudadanos y cámara de seguridad captaron a la gente que salía cargando pantallas y otros objetos. La policía llegó al lugar y pudo detener a un joven que huía con tres celulares, aunque aseguró que él estaba en la tienda y al ver la confusión decidió sacar partido.
Al mismo tiempo se reportaban grupos de personas en actitud sospechosa afuera del Soriana Torrecillas, de la Plaza Centro Sur, La Margarita, Cuatro Caminos en Cuautlancingo. Mientras que prácticamente todos los centros comerciales comenzaban a cerrar por temor a ser blanco de los ataques, tal es el caso del Aurrera de Plaza Dorada y la tienda comercial Galería Serdán, Aurrerá Loreto y tiendas de Comercial Mexicana.
En Centro Sur un grupo de aproximadamente 40 personas, en su mayoría varones jóvenes, atacaron a las personas de los establecimientos, lanzaron piedras y botellas. Por lo que los empleados cerraron las cortinas y suspendieron el servicio. Una fuerte movilización policial llegó al lugar.
Poco después el Aurrera de la 11 Sur y 135 Poniente, fue saqueado. Un grupo de sujetos cortó la cortina metálica e ingresaron para robar. Después llegó la policía estatal y municipal, resguardaron el sitio, pero en las inmediaciones permanecían decenas de personas, en su mayoría hombres, quienes se comunicaban con chiflidos y a momentos ofendían a los policías. En este establecimientos volvieron entrar poco después en al menos dos ocasiones más para saquear aparatos electrónicos y juguetes, principalmente.
En el Aurrera de Camino a Tlaltepango, en la zona de Villa Frontera, los manifestantes – según un video difundido en redes sociales – utilizaron un camión de carga para derribar la puerta y poder ingresar para hacer el saqueo del lugar.
Otro establecimiento que sufrió por estos actos vandálicos fue el Soriana y Firts Cash de Chapulco, en la colonia san Jorge. Fuentes policiales indicaron que en ese punto un policía estatal motorizado se cayó y el grupo de rijosos aprovechó para incendiar su motocicleta.
De acuerdo con un recuento hecho por este diario, los establecimientos bandalizados fueron: Aurrera 11 Sur y avenida Las Torres; Famsa Torrecillas; Coppel de 11 Sur y avenida Guadalupe; Aurrera de san Pablo Xochimehuacán; Coppel de 3 Sur y 16 de Septiembre; Bodega Aurrera Temoxtitla; First Cash Tlaltepango; OXXO de la colonia El Salvador; OXXO de Bosques de san Sebastián en bulevar Oaxaca y Puebla; OXXO de Minerales; OXXO san Bartolo; OXXO Loma Bella 11 Sur y Periférico; Extra en 3 Sur de la colonia Balcones; Coppel de la 11 Norte y Bulevar Norte.
Oficialmente hubo 50 personas detenidas en 12 establecimientos, en estos hechos. A los responsables, informan las autoridades estatales, les aseguraron juguetes, celulares, electrónicos y un vehículo.
En conjunto el estado y el municipio desplegaron mil 200 efectivos “para garantizar las condiciones de seguridad y calma de la población, así como para ofrecer resguardo a los establecimientos comerciales que lo solicitaron”.
Así mismo las autoridades aseguraron que este tipo de actos sólo ocurrió en Puebla capital, y en ningún otro municipio del interior del estado hubo réplicas de estos acontecimientos violentos.
Las autoridades exhortaron a la ciudadanía y a los medios de comunicación a no “propagar” información inexacta que ha causado inquietud e incertidumbre.

LA PSICOSIS

En varias colonias de la capital los ciudadanos vivieron momentos de psicosis. Como fue el caso de san Jerónimo Caleras y Lomas de san Jerónimo, en donde los vecinos se armaron con palos, machetes y otros objetos, para defenderse de un supuesto ataque de sujetos que según un rumor saquearía sus viviendas. Grupos de vecinos creyeron estos rumores e hicieron guardia para protegerse.
En algunas otras colonias del sur de la ciudad se reportó que los vecinos se encerraron en sus viviendas y no salieron por temor a ser agredidos.
Se espera que la información sobre el saldo final de los violentos hechos de este jueves sea actualizada por las autoridades durante las próximas horas.

Fuente: Cinco Radio

Comentar esta nota